¡BIENVENIDO!
"Botella al Mar" es un espacio alternativo del Colegio Nº 18 de Villa Mercedes (SL) Argentina, creado para promover la lectura y la expresión. Te invitamos a participar.
¿Cómo?
Como parte del equipo editor de Botella al Mar, o enviándonos fotos, dibujos o videos con intención artística para ilustrar nuestros post.
También podés enviar textos para su publicación con el nombre del autor a botealmar@gmail.com .

Tu opinión es muy importante para nosotros. Dejá tu comentario o sugerencia al final de cada entrada.

Este es un lugar para vos. Difundilo.

Lo hacemos Sonia Álvarez, Lucero Gómez Cruz y Verónica Moreyra.



Adiós amigo...


Maestro, guía, cómplice, camarada, compañero, hermano, padre, remanso, inspiración, ejemplo; fuerza y paz de todos, toditos nuestros días...

Adiós Mario...
¡Gracias Benedetti!


Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos y mirándote.


Pasatiempo

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

Luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque un océano
la muerte solamente
una palabra.

Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.


Mario Benedetti
(1920-2009)

4 comentarios:

Botella al Mar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juguemos a Leer dijo...

"Tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada;
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro..."

BIBLOS dijo...

Chau, Mario... Nos queda tu herencia: tus textos, tu compromiso, tu ejemplo. Y una consigna: defender la alegría, pese a todo y contra todos. Gracias, amigo... Buen viaje.

Joselu dijo...

Estáis invitadas a participar en el wiki dedicado a su poesía. Me encantará contar con vuestra participación. De este lado y de allí del océano, con Mario. Un abrazo muy fuerte.